Publicado: 10 de Agosto de 2016

El aceite de limón dispersa las malas energías y a su vez resultan de lo más relajantes. En cuanto a otros cítricos, como el azahar, tienen también propiedades afrodisíacas.