El aceite de lavanda es calmante, antiséptico y cicatrizante. Además de tratar dolores reumáticos, se usa para disminuir la hipertensión, aliviar infecciones cutáneas, heridas y picaduras de insectos.

Publicado: 10 de Agosto de 2016